Biografía
 Su muerte
 Su Cine
 Sus Películas
 Su Teatro
 Sus Obras
 Sus Discos
 Sus Libros
 Sus Premios
 In Memoriam
 Agradecimiento
 Álbum de fotos

 Programas de mano

 Colaboraciones

 Críticas y Entrevistas
 Sus pinturas
 
 
“A PACO MARTINEZ SORIA”
 

El noticiero, 28 de Febrero de 1969.

Versos originales de Gustavo Adolfo dichos por su autor en el acto de imposición de la medalla al mérito en el trabajo a Paco Martínez Soria, en la ciudad de Tarazona

Paco Martínez Soria lleva treinta años de labor escénica. Seis lustros. Paco Martínez Soria es aficionado a la fiesta brava. Los seis lustros de trabajo han sido para el seis morlacos negros de mucho trapio, a los que supo lidiar de poder a poder.

Ahora, como trofeo de la lidia infatigable, pisando firme en el ruedo de la farándula, con faenas de los mas variados estilos, le llega el trofeo máximo: la medalla del trabajo que lo premia todo: la lidia gloriosa al temple y el mando. Y para que pueda, apoyado en el galardón, empezar el camino de los treinta años siguientes. Por eso, este es mi ofrecimiento:

Casta, bravura y poder:
Seis lustros… ¡Seis toros!
Y tú, a querer;
A “echarle” todo el saber
Sin “espantas”, ni desdoros;
Solo los puros tesoros
del conocer,
y entender…
y ¡hay que ver
que manera de lidiar! :
templar y mandar
aguantando
seis lustros sin vacilar:
que en “temple, y aguante, y mando”
están el que, como y cuando
del arte de torear.
¡Seis lustros! Los seis bureles,
¡colosales!;
que, si te dieron caudales
y laureles,
ajarón, también, caireles
en muchas horas triunfales.
¡Seis lustros! ¡Larga corrida!;
por ella, del arte preso,
tú te pasaste con eso
sin importar casta y peso,
lidiando toda una vida.
¡Seis lustros! ¡Seis toros!
Tú, en el redondel,
Sudando los poros;
Pero recogiendo los ecos sonoros
A flor de la piel:
Miles de ovaciones
Por el ancho ruedo;
Tu, abajo, sin miedo,
Brindando lecciones
En el graderio muchos corazones,
Gozo y alegría,
En febril aplauso para tu desvelo:
La mímica escénica, que es siempre modelo;
Tu verdad con ritmo de la fantasía...
Y, arriba, Talia,
Gentil presidenta del palco del cielo.
¡Seis lustros! ¡Que lidia!:
dura… infatigable…
sin paz, ni desidia…
orillando, noble, el cardo palpable:
ese, siempre dable
de cualquier envidia.
Tu, solo a ganar,
Con amor, amigos,
Y hacerlos testigos
De excepción al arte de saber lidiar.
Hacerlos cuadrilla:
Cada cual, maestro
Que, al lado del diestro,
Haga lo difícil, de gracia sencilla.
¡Seis lustros! ¡Seis pendencieros!
Morlacos para tu brega;
Y tu, en esforzada entrega,
Pisando por los alberos.
Seis toros cinqueños, fieros,
Buscando, en la cabriola,
Llevarse, de tu aureola,
La flor de tus alamares…
Y tú, el Palomo Linares
De nuestra escena española.
Derroche de simpatía,
Amor a la vocación,
Y siempre, en la brega, unción,
Bordándola de alegría.
Que el todo sea armonía
Y el escenario, baluarte;
Y en el, como el que reparte,
Verdad que el mundo precisa,
Ir regalando la risa
Después de trocarla en arte.
Por eso, y porque en la plaza
Perdure el éxito cierto
El lidiador fiel y experto
Que gana siempre su baza;
Porque el tesón de la raza
Brille con luces de gloria,
Ahora se prende en su historia
Medalla que es agasajo
Al merito en el trabajo
De PACO MARTÍNEZ SORIA

 

 

Foro - Libro de Visitas - donpacomartinezsoria@gmail.com