Biografía
 Su muerte
 Su Cine
 Sus Películas
 Su Teatro
 Sus Obras
 Sus Discos
 Sus Libros
 Sus Premios
 In Memoriam
 Agradecimiento
 Álbum de fotos

 Programas de mano

 Colaboraciones

 Críticas y Entrevistas

 
 
“TE CASAS A LOS SESENTA… ¿Y QUÉ?”

TEATRO PRINCIPE “TE CASAS A LOS SESENTA… ¿Y QUÉ?”

 De Dionisio Ramos, 1974

Paco Martínez Soria, el gran actor cómico español, que sabe atraer el público con su gracia volvió, como todos los veranos por estas fechas al escenario del Príncipe, donde cosecha triunfos y más triunfos. La sala registró el habitual llenazo. En el hall escuché un comentario que no me sorprendió personalísima, nada. Un matrimonio se disponía a entrar en la sala, se encontró con unos amigos que preguntaron: - ¿Qué? ¿Será buena la nueva obra de Don Paco? - ¡no se el título! Yo vengo a ver a Martínez Soria, el título y la obra es lo de menos. ¡Como si quiere salir y estar hablándonos, sin más, para mí es suficiente! ¡Que tío más grande! Estoy plenamente convencido que si hubiese ido preguntando de uno en uno a cuantos se encontraban en butacas, primer piso y anfiteatro, la respuesta hubiese sido poco más o menos similar. En efecto, la gente va a ver, oír y reír con las cosas de Paco Martínez Soria. Y dicho esto, pasemos a enjuiciar “Te casas a los sesenta… ¿Y que? Dionisio Ramos, representante desde siempre de Paco Martínez Soria, el actor aragonés, de Tarazona, pero afincado en Catalunya, y ahora por toda la geografía española, decidió escribir una comedia para su jefe. Puso manos a la obra y el resultado ha sido, una comedia sencilla, sin grandes pretensiones literarias, pero si, trazada con la suficiente habilidad para que el actor y sus huestes, pongan en juego sus posibilidades artísticas. La historia cuyo titulo es elocuente, conociendo a su principal protagonista, nos cuenta entre bromas y sonrisas, las andanzas de un hombre, que por infatigable trabajador perdió en su momento oportuno, el tren del matrimonio, se casa a los sesenta y la cigüeña dice no. Pero, en sus escapadas domingueras de tiempos atrás, conoció a una muchachita de Valladolid y hay que puede decirse, que el padre es abuelo, se encuentra con una hija de quince hermosas primaveras, que viene a alegrar su hogar, aunque la moza se enamora de un príncipe moreno originario de un minúsculo país donde el petróleo mana a raudales. Dionisio Ramos, conocedor de los múltiples recursos artísticos de su jefe, ha escrito la comedia a la medida del mismo, si bien las escenas y situaciones nos hacen recordar algunos títulos de obras notorias como “la educación de los padres”. Sin que se pueda decir haya copiado, simplemente limpia coincidencia porque Dionisio Ramos se ha ceñido por entero a la gracia de Martínez Soria. Su obra es simpática, desenvuelta, dinámica. ¿Qué vamos a decir de la interpretación? Simplemente que Paco Martínez Soria hace lo que quiere en escena hasta el extremo de que en mas de una ocasión, añade de su cosecha lo que le parece y lo dice con su gracia personal, arrancando amplias y sonoras carcajadas. Los restantes componentes del reparto le siguen certeramente lo que no es nada fácil. Isabel Pradas, Maria Carrasco, Carmen García Cervera, Pedro Hurtado, en los papeles de mas fuerza cumplieron perfectamente así como Vura Serra. Los aplausos sonaron insistentes anoche en su presentación, que se repetirán diariamente, durante toda la campaña en el Príncipe. Una vez mas ¡enhorabuena Paco Martínez Soria! ¡Enhorabuena al recién llegado autor teatral Dionisio Ramos!

Don Paco e Isables Pradas

Vura Serra y Don Paco

EN EL TALIA ESTRENO DE  “TE CASAS A LOS SESENTA… ¿Y QUÉ?”

De Dionisio Ramos, 1974

En la madura veterania de su prestigio, Paco Martínez Soria tiene tan apretado su calendario de compromisos artísticos y cinematográficos, que apenas le queda tiempo para una corta visita anual a su teatro de Barcelona, el Talia. Esta temporada, iniciada el miércoles, parece que será algo más dilatada, para contento y regocijo de sus infinitos admiradores. Buena parte de ellos llenaron el teatro para presenciar el estreno de “Te casas a los sesenta… ¿y que?”, original de Dionisio Ramos que, sobre ser muy conocido y estimado en el ambiente teatral, esta vinculado entrañablemente a los negocios de Martínez Soria. Y como tiene tanta experiencia como sinceridad, dice en su autocrítica: “Soy un autor novel con muchas horas de vuelo sobre los escenarios. Toda mi vida la he dedicado al teatro en sus diversas facetas. Desde hace quince años estoy junto a Paco Martínez Soria y por mi cargo en su empresa y mi identificación total con su persona y profesión, conozco a fondo el genero teatral que siempre ha cultivado; un teatro popular que solo pretende divertir… ¡Nada menos!. Y que es muy difícil de interpretar”. Y añade…”mi pretensión lógicamente, no sido la de romper moldes. Esta es una comedia cómica sencilla en su base y fundamento, que consigue lo que ambiciona: proporcionar al espectador sonrisas, risas y carcajadas, sin tener que recurrir al “juego de la cama”. Además de mi declarada veterania teatral, debo decir que esta partida la “juego con ventaja” por mi vinculación con Martínez Soria. A su lado he aprendido el oficio que se requiere para escribir este tipo de teatro y ha sido un gran colaborador en la puesta a punto de la comedia…y figurando el maestro en el cartel es fácil cortar orejas…”

Después de lo que dice el autor poco se puede añadir valga que su sinceridad de pretender un teatro sencillo y de diversión se cumple muy holgadamente,  porque donde no llega el autor, llega el interprete, maestro de actores cómicos que sabe extraer el máximo jugo a una frase, a un gesto, a un ademán, y solo ver actuar a Martínez Soria es ya un festival de la buena comicidad.

Por otra parte, la comedia es de corte clásico, casi juguete cómico con sus finales de acto efectista y un exótico final de obra tan convencional como divertido, que es sin duda lo que se trataba de lograr. Teatro de pasatiempo, con gracia directa donde el autor pone de relieve su larga experiencia del teatro por dentro y trabaja “pro seguro”, con un intérprete tan fuera de serie como Martínez Soria, autentico manantial de risa clara, fresca, alegre, que tanto necesita el público de hoy.

Al lado de Martínez Soria todos pusieron entusiasmo, ritmo y voluntad de éxito (la obra viene ya probada con felices resultados en casi media España). Y del numeroso reparto cabe destacar Isabel Pradas, Maria Carrasco, Pedro Hurtado y Vura Serra. (Joven y deliciosa actriz con personalidad cómica, sobretodo en su primera escena) Marisol Gabaldon, muy eficaz en su escena de revulsivo parlamente, y Carmen García Cervera, seguidos de un  reparto muy compenetrado.

Para todos tuvo el público muchos aplausos, y en especial para Paco Martínez Soria, quien pronuncio palabras de agradecimiento por este nuevo éxito cómico y también el autor en frases de gratitud.

Don Paco junto a Maria Carrasco, Vura e Isabel Pradas

Don Paco y parte de su compañia

ESTRENO DE MARTINEZ SORIA EN EL ESLAVA (28.02.1974)

Teatro Eslava: “Te casas a los sesenta… ¿y que?, comedia en dos actos, dividida en cuatro cuadros, de Dionisio Ramos. Con la interpretación de: Isabel Pradas, Maria Carrasco, Carmen García Cervera, Pedro Hurtado, Paco Martines Soria, Vura Serra, Alfredo Alba, Eduardo Martines, Marisol Cabaldón, Vicente Sangiovanni, Maribel Tello, Conchita del Val, Germán Algora y Sebastián Junyent. Escenografia: Sigfrido Burman. Dirección: Paco Martines Soria.

No cabe duda que Martines Soria sabe hacer reír a los espectadores: con esta obra lo demuestra sobradamente. En “Te casas a los sesenta… ¿y que?, a medida que actores y público se iban compenetrando y se desenvolvía el argumento la risas fueron “in crescendo”, hasta la parte final en que Martines Soria se convirtió en el dueño de la escena. Una vez más, el popular cómico revalidó sus anteriores éxitos con una interpretación excelente, aunque repita siempre los mismos gestos que sabe infalibles para divertir. La obra en sí es excesivamente lineal y simplista en su contenido. Le cuesta mucho arrancar y tiene abundantes escenas en que decae notablemente el interés; sin embargo esta bien llevada, sin demasiadas complicaciones y cumple el fin para el que parece haber sido escrita: servir de soporte para el lucimiento personal de Martines Soria. En esta ocasión como un tipo más que incorporar a la galería de personajes que tanto éxito le han dado, es un hombre rico de cierta edad, un tanto cabeza loca antes de casarse, pero que después adopta ya un comportamiento más “correcto”, si bien con una inevitable tendencia a ser mujeriego. Su drama es la falta de un hijo varón que perpetué su nombre y continué con su negocio. Las cosas no salen como el quisiera, pero tampoco muy distintas. Con un protagonista mediocre la obra se iba abajo por completo pero Martines Soria la salva y además se luce él. Comedia intrascendente por lo que se ve y a la que hay que agradecer además el que no pretenda moralizar. El director debería haber puesto más animación para evitar el decaimiento de algunas escenas a que antes aludíamos. Toda la compañía (muy bien por Vura Serra) cumple correctamente.

German Algora junto a Don Paco

Pedro Hurtado, Carmen Cervera y Don Paco

Martínez Soria estrena en el Eslava

Hoja de lunes 4 de Marzo de 1974

Con un bello decorado del maestro de maestros, Burman, y una eficiente afortunada interpretación de Carmen Cervera (cada día mejor actriz), Isabel Pradas, Vura Serra, Maria Carrasco, Marisol Gabaldón, Maribel Tello, Conchita del Val (bellísima Azofaifa), el dominante y eminente Pedro Hurtado, Alfredo Alba, Martínez, Sangiovanni, Algora y Junyent, se estrenó en Eslava Te casas a los sesenta… ¿y que?, comedia de enredo de Dionisio Ramos. Jalonan el curso de la representación y el final carcajadas y palmadas y el autor saludo con los intérpretes mientras se alzaba muchas veces el telón.

Dionisio Ramos que es de Burgos y que dialoga muy bien en castellano, empieza ofreciéndonos el ambiente y los personajes de una comedia domestica: el director de la “empresa de transportes Mariano” se ha casado en edad madura. De pronto encuentra a una hija natural a la que piensa unir en matrimonio con un sobrino para que continúen el negocio. Pero el sobrino se enamora de una mujer guardia y la hija natural decide ser la esposa del heredero de un rey negro. No le den ustedes mas vueltas al asunto. No hay más argumento que ese. ¿Cómo puede no solo el público de Madrid, si no el de toda España, porque la obra ha sido ya estrenada con enorme triunfo en diversas provincias, reír a mandíbula batiente desde que se levanta hasta que se cae el telón por última vez con tan sencilla y casi diríamos ingenua historia?

El ilustre profesor Camón Aznar lo ha dicho y a sus palabras me sumo; “Martínez Soria es de los actores que más admiro porque su actuación es una creación permanente. Cada instante de la obra le sugiere una nueva actitud, un nuevo gesto que apoya y vitaliza la letra de la comedia”. Yo no he tenido la suerte de vivir en la época de Ganassa y de Lope de Rueda, pero me imagino que esos actores no solo cómicos, sino tragicómicos y grotescos y bufos (que es una condición aun mas difícil) debían ser poco mas o menos como este hombrecito de Tarazona que se agiganta en el escenario, como este monstruo sagrado del arte de hacer reír. Cada vez que se sienta, o se levanta o se rasca una pierna, o finge una taquicardia disparatada y desternillante, que pregunta, que responde, que escuche o que se distrae, que se asusta o que amenaza, que con una mirada y una frase dicha a media voz sugiere sus debilidades amatorias o su generosidad, frenada de pronto por un sentido ahorrativo, expresa toda la gama de los sentimientos y de las pasiones humanas con un sentido de la caricatura que solo puede ser comparable al de Charles Chaplin. Martínez Soria es un genio del género bufo y ¡hay que decir la verdad! Mientras no nazca otro, nadie puede ser comparado a el.

Don Paco y su compañia

Don Paco y su compañia

Te casas a los sesenta… ¿y que?

Diario 7 fechas. 05.03.1974

 No falto ni un solo estrenista a la presentación de la compañía de Paco Martínez Soria en el Eslava, con el estreno de la obra de Dionisio Ramos Te casas a los sesenta… ¿y que?, que obtuvo un muy lisonjero éxito. Dionisio Ramos es un autor debutante, pero también un veterano hombre de teatro. Nada menos que durante casi veinte años ha dirigido los negocios teatrales de Martínez Soria. Naturalmente, sabe, de lo que se llama carpintería teatral, todo lo que quiere, como para licenciatura. Esta obra fue estrenada en el teatro Menacho, de Badajoz, el pasado 24 de junio y desde entonces, de éxito en éxito, hasta la fecha, y aquí, ahora, continuada por el tiempo de cinco meses. Los seguidores de un teatro agradable, ingenioso, sin problemas, están de enhorabuena. Martínez Soria cuenta con ellos y con los que se le apunten en esta temporada, que serán muchos.

Martínez Soria dirige la obra de Dionisio Ramos con la soltura, la gracia, características en el, sacando todo el partido posible al texto y a las situaciones, que esta obra son muchas, simpáticas y divertidas. Martínez Soria es Martínez Soria, tanto como actor como director, y su teatro, por lo tanto, es muy especial, muy suyo, dentro de un línea cómica no fácil, porque hacer reír es una de las cosas mas difíciles de lograr, así con unanimidad. Y el público manejado, hipnotizado por Martínez Soria, paso a ser una sola carcajada.

Dionisio Ramos ha escrito un regocijante segundo acto, el más divertido, verdadera y simpática sorpresa, después de la que destapada al final del primer acto. Dionisio Ramos aprovecha los encuentros de sus muñecos para sacar todo el partido posible y lo logra. Y su trabajo fue premiado, reconocido; las muchas subidas y bajadas del telón así los confirmaron. Martínez Soria recreo su personaje con el talento, con la soltura de excelente maestría. Los actores que con el compartieron la alegría del éxito trabajaron dentro del ritmo que la obra de Ramos pedía. Y son sus nombres: Isabel Pradas, Maria Carrasco, Carmen García Cervera, Pedro Hurtado, Vura Serra, Alfredo Alba, Eduardo Martínez, Marisol Gabaldon, Vicente Sangiovanni, Maribel Tello, Conchita del Val, Germán Algora, Sebastián Junyent. La escenografia lleva la prestigiosa firma de ese gran artista que es Sigfrido Burman.

Don Paco y su compañia

Don Paco y su compañia

TE CASAS A LOS 60… ¿Y QUE?

De Dionisio Ramos

ABC Viernes, 1 de marzo de 1974

Quien aspire a darse a conocer como autor Martínez Soria. Este nunca deberá ofrecer su obra a cómico impar es el propio autor de cuanto estrena o repone. Nadie con sentido de la realidad acude jamás a ver una obra interpretada por Martínez Soria, sino a ver la interpretación que Martínez Soria hace de una obra. Lo cual quiere decir que en este caso personalísimo y acaso único en el teatro contemporáneo español nos encontramos de regreso a los orígenes de un arte más o menos improvisado sobre el terreno. No hay, pues, ninguna razón para intentar siquiera una critica de Te casas a los sesenta… ¿y que?, firmada por Dionisio Ramos, gerente de la compañía que encabeza el propio Martínez Soria, y Dionisio Ramos ha hilvanado una serie de escenas de escasa calidad, pero que poseen la virtud de facilitar al interprete el pleno uso de sus facultades interpretativas. Todo, en la obra, gira en torno al talento histriónico de Martínez Soria, al que se sirven en bandeja las ocasiones de dominar por entero la escena. Hasta el punto de que un personaje femenino que se caracteriza por su incontinencia verbal llega tarde y sale pronto, y durante el breve plazo en que actúa lo hace para que Martínez Soria se luzca con una mímica infinitamente más poderosa que el parloteo arrollador de la señora. Lo que sucede, lo que sudeció antes y lo que puede suceder en el futuro es vivido por Martínez Soria, bajo la atención de una docena larga de otros personajes que vienen a ser los oyentes y ayudantes del astro en cuya orbita permanecen.

Esto es lo que realmente el publico va a ver y esto es lo que Martínez Soria sabe que su publico espera de el. Quedara para siempre en el misterio lo que hubiera podido ser un teatro de humor diferente si Martínez Soria se hubiera contentado con una intervención menos abrumadora. No es admisible la tesis de esta figura singular de nuestra escena: la de que el hace un teatro cómico mayoritario. Es más bien un teatro cómico minoritario, en el sentido de que el propio Martínez Soria se constituye en principal destinatario de las piezas que monta. Que salgan a la luz los nombres de autores contemporáneos revelados o confirmados por Martínez Soria, y no rectificara inmediatamente. ¿Qué decir del estreno de anoche? La verdad: que fue un nuevo, justificado y enorme éxito de Martínez Soria. ¿Quién a acordarse el día de mañana de Dionisio Ramos como autor? Nadie.

 

ENTRE BASTIDORES

Paco Martínez Soria estaba solo relajado ante la pequeña pantalla, realmente, cuando entre le acompaña Cannon, el detective gordo que de todo se entera. Busca, se defiende, golpea y dispara y con el caso, resuelto. Siempre se aleja sonriente, con angélica sonrisa. Diferente y muy cordial, me dijo Martínez Soria:

- Soy aragonés, pero de hecho resido en Barcelona. La verdad es que me gustaria haber nacido un rato en cada rincón de España. Donde me han demostrado afecto. En Madrid me gustaría haber nacido más ratos, quizás porque los madrileños son más expansivos, más cordiales, mas abiertos. Alzo su brazo izquierdo y me entrego el reloj de oro. Leí: “a Paco Martínez Soria por tus primeros diez años de éxito en el Teatro Eslava”.

- Esta joya “me dijo” la puede adquirir cualquiera que tenga dinero. Lo que ningún actor tiene es esta dedicatoria de Luis Escobar.

- ¿Ve mucho teatro? ¿Otros actores?

- Me gustaría, pero no puedo, porque no salgo del teatro.

Como aquel equipo de fútbol en que jugo Di Stefano y el actual Barcelona de Cruyff, en su compañía. ¿Son usted y diez más?

- Yo, y diez actores más. La mayoría llevan conmigo muchos años. Les manejo muy hábilmente. Conocen mi estilo pero hay compañeros con gran prestigio. Entre ellos Pedro Hurtado, Isabel Pradas, Maria Carrasco… a todos les enseño a hacer teatro sencillo, humano. Lo saco del pueblo para devolvérselo al pueblo. A través del espejo que es el escenario.

- ¿Siempre estrena con autores españoles?

- En los treinta y cuatro años que llevo de vida profesional, tan solo “La tía de Carlos”, “Mi cocinera” y “Bonaparte quiere vivir tranquilo” fueron escritos por autores extranjeros, traducidos al castellano.

- Usted, ¿sigue con el mismo amor al teatro que cuando empezó?

- Exactamente igual. Fue Dios quien me dio las dotes cómicas que tengo, y mientras viva, seré siempre un buen aficionado.

- ¿Alguna amargura en su vida teatral?

- No. Bueno: la muerte de mis padres. En cambio, satisfacciones, muchísimas. Sobre todas, haber podido construir en Barcelona el Teatro Talia, de mi propiedad.

Le incité a hablarme de Te casas a los sesenta… ¿y que?

- Es la obra de un novel, que llevaba muchos años trabajando conmigo. Dionisio Ramos es quien se ocupa de la dirección y la gerencia de todos mis negocios teatrales. Con sorpresa, un día me dijo que estaba escribiendo una obra. “¡Hala! Hay que terminarla.”

Con las correcciones precisas, en Madrid, hoy se estrena esta tragicomedia. (Oí después que, solo en Barcelona, ya ha conseguido once millones de pesetas). En definitiva, se demuestra que hay que casarse joven o se puede terminar en catástrofe.

Salude con respeto y admiración a Sigfrido Burman, quien, con Enrique López ha realizado un decorado noble, de buen gusto, apropiado para la acción. Tuve la primicia de una noticia. Cordialísimo me dijo Alfonso del Real que, patrocinando y financiado por Paco Martínez Soria, va a formar compañía para salir a provincias con Te casas a los sesenta… ¿y que?, inicialmente. Campechana y simpática es Florinda Chico y, naturalmente, dialogue con Luis Escobar. Paco Martínez Soria es el perfecto profesional y me quedo corto. Hoy por el siento la emoción de que todo tiene que salir, muy bien.

 

 

 

 

Foro - Libro de Visitas - donpacomartinezsoria@gmail.com