Biografía
 Su muerte
 Su Cine
 Sus Películas
 Su Teatro
 Sus Obras
 Sus Discos
 Sus Libros
 Sus Premios
 In Memoriam
 Agradecimiento
 Álbum de fotos

 Programas de mano

 Colaboraciones

 Críticas y Entrevistas
 Sus pinturas
 
   
ESPECTACULOS
Aragón Expres, 12 de Octubre de 1980

Para el Pilar también sale lo mejor al escenario del Argensola

Martínez Soria y “La tía de Carlos”

Aunque su sentido del humor Don Francisco Martínez Soria lo tiene sabiamente demostrado a lo largo de toda su impar carrera de cómico ilustre, creo que se llevaría el soponcio padre si uno tuviera la osadía de titular esta crónico del reestreno de: “La tía de Carlos”, de esta manera: “un travestí llamado Don Paco” y de poco me serviría la explicación de que travestirse es vestirse de lo que no es. Y esto es así desde mucho antes de que el señor Fregoli nos mostrara en los escenarios su arte impar de transformista, palabreja que luego habrían de utilizar aquellos “travestís” si pechos de farmacia, de los años veinte, llamados cancioneros de español o imitadores de mujeres.

Sirva este preámbulo para decir que “La tía de Carlos” bien pudiera ser la primera muestra feliz, luego llegarían otras mas para copiarle únicamente sus defectos, de un protagonista masculino travestido de anciana. La situación, entonces, cuando el estreno de la obra de Brandon Thomas en Londres y en 1882, como ahora y como dentro de cien años, es disparatada, enredadora y divertida, y ofrece ocasiones múltiples para que publico e interpretes se lo pasen fenomenalmente.

Y mas cuando el actor encargado de dar pie al viejo hallazgo del personaje se llama Paco Martínez Soria, dueño de todos los recursos hilarantes, inventor de una naturalidad cómica incopiable, aunque siempre se halla dedicado a este llamado “genero menor” que para algunos “entendidos” a sido siempre, el teatro cómico del pueblo que “solo” tiene la pretensión de divertir.

En su personaje esta sencillamente fabuloso, quitándole todo equivoco afeminamiento y siendo el regocijo de los espectadores, con una interpretación sencillamente perfecta, en la que uno no sabe que admirar más, si su portentosa naturalidad cómica o la lozanía que el cumplir años va otorgándole cada vez que se nos presenta para el Pilar, un poco mas joven que el año anterior. La obra, adaptada a hoy, del original, a no ser la gracia natural de sus personajes y las regocijantes situaciones. Los tipos son de hoy y cuanto pasa en el escenario, bien podría suceder en Zaragoza, en Badajoz, o en Almería.

Hay que ir al Argensola, pero con tiempo, a ver a Don Paco, luciendo sus galas de abuelita de un modo que no sabría hacerlo ningún otro actor cómico del momento. Y con el, toda su compañía, realiza un trabajo teatral de autentica categoría. Vayan y se divertirán. Merece la pena, ya que viendo a este actor, se olvida uno del precio de la gasolina, del precio del pan, y hasta el precio del propio teatro.



 

 

TEATRO, 26 de Febrero de 1981

“LA TIA DE CARLOS”

Al cabo de mas de veinte años, Paco Martínez Soria ha vuelto a Sevilla; el, que sudó lo suyo en la temporada veraniega popular de teatro cómico de 1940 en el Cervantes y que aguanto los tiempos de las vacas flacas hasta imponer su personalidad y volver al San Fernando consagrado como un actor de peculiares matices, viene ahora con una obra de su primer repertorio y una forma de hacer que no ha variado un ápice. Quien lo haya visto entonces tiene hoy ocasión de reverdecer sus recuerdos con absoluta fidelidad; quienes no lo hayan vista más que en el cine tiene la oportunidad de verlo en “Directo”, con esa comunicación que únicamente es capaz de brindar el teatro.

“La tía de Carlos” es una comedia inglesa finisecular de enredo, que obtuvo un éxito memorable en su tiempo en razón de su argumento y por lo goloso que es el personaje protagonista para todo actor que se quiera lucir. Prueba de ello es que ha sido encarnado por varios “monstruos” cómicos de diversos países; ha sido llevada al cine y su argumento ha sido fuente de la que han bebido numerosos vodevilistas. Hoy, la obra no posee más interés que el arqueológico, como muestra de un género que tuvo su esplendor en pasadas generaciones. Ni aun con la adaptación que le han hecho ha cambiado su ingenua morfología.

Pero la obra es lo de menos: se pueden perdonar sus ridículos personajes y su anacrónica estructura. Lo interesante es la labor de Paco Martínez Soria con sus típicos efectos, sus desmadres cómicos y su personalísima mímica, como rieron con el nuestros padres, reímos ahora nosotros. Así era ese tipo de teatro y así era y sigue siendo Paco Martínez Soria. No se debe de pedir más. El calor de los aplausos indicaron el beneplácito del público.

 

 

“LA TIA DE CARLOS” De Brandon Thomas
Teatro La Latina, 12 de Marzo de 1981

Muchas versiones se han hecho de esta comedia desde que, en 1892, Brandon Thomas la estrenó en Londres. En esta ocasión, del original únicamente se mantiene la anécdota.

Alberto y Carlos esperan con impaciencia la llegada de la tía de este último, que viene del Brasil. Quieren presentársela a sus novias Laura y Ana. Como ya no viene y su presencia es necesaria, los dos recurren a su amigo Anacleto, que es actor ambulante. Anacleto se convierte así en Lucia. Todos congracian con esta vieja un poco extraña, ¡pero tan cariñosa con las chicas! El padre, Don Servando y el tío de Alberto, Don Francisco, la hacen la corte. Claro que en esto influyo “un poco” el saber que es una viuda millonaria. Los dos pretendientes acechan a la rica brasileña, y Anacleto-Lucia se vale de ello para que Servando consienta en la boda de sus dos hijas. La llegada de la verdadera tía y su secretaria, antigua novia de Anacleto, lo complica todo. La engañifa ya se ha descubierto. Pero Don Servando, que no se entero, cree que la brasileña se ahoga en un pozo.


“LA TIA DE CARLOS” De Brandon Thomas
Teatro La Latina, 28 de Abril de 1981


El Teatro La Latina, unos de los más populares y con más solera de Madrid, en esta su nueva etapa y siguiendo en la línea de presentar grandes figuras, se enorgullece en traerles a ustedes al primer actor cómico Paco Martínez Soria, con una nueva versión de “La tía de Carlos”, original de Brandon Thomas y que desde su estreno en Londres en 1892, ha sido una de las piezas más representativas del teatro cómico mundial.

La tía de Carlos ha sido traducida y adaptada a casi todos los idiomas, y sigue representándose en muchos países, siendo a la vez fuente de inspiración para numerosos autores. En España, por ejemplo, tiene ilustres descendientes: “la viejecita”, famosa zarzuela; “Doña Mariquita de mi corazón”, milenaria comedia musical.

El personaje protagonista de esta comedia que ha sido considerada siempre “piedra de toque” para los más importantes actores cómicos, exige del interprete un despliegue total de las facultades propias de un actor cómico, y en este caso Paco Martínez Soria, le ha dado un nuevo carácter al personaje central, en su doble faceta de hombre vestido de mujer, sin caer en el fácil truco del afeminamiento, haciendo una creación antológica a sumar a las muchas a que nos tiene acostumbrado.

Esta nueva versión ha respetado en todo lo posible la base argumental, adaptando situaciones y diálogos al ritmo actual. Una vez más, la compañía de Paco Martínez Soria solo pretende una cosa: divertir al público con honestidad y sencillez.

 

 

 

 

 

Foro - Libro de Visitas - donpacomartinezsoria@gmail.com